10 Lugares Interesantes Para Visitar (Acceso Gratuito)

1. MERCADO DE LOS AGRICULTORES

El Mercado dos Lavradores, diseñado por Edmundo Tavares (1892-1983), abrió sus puertas el 24 de noviembre de 1940. Testimonio de la arquitectura del régimen del Estado Novo, el grandioso diseño del edificio refleja su intención. papel como principal proveedor de bienes de la ciudad.

Enormes paneles de azulejos pintados con temas regionales por João Rodrigues y producidos por Faiança Batisttini de Maria de Portugal en 1940 adornan la fachada, la entrada principal y la lonja de pescado. En el interior, el espacio se organiza en pequeñas “Plazas”, “Plazas”, “Calles” y “Escaleras”, donde se comercializan todo tipo de productos.

Aquí encontrarás una fiesta de colores, sonidos, olores y gente.

El 23 de diciembre ocurre aquí el Mercado Nocturno: durante toda la noche el Mercado y las calles aledañas están invadidas por personas que cantan y bailan, comen y beben de manera festiva. Durante el día, alrededor del mercado, las frutas y verduras regionales se exponen de manera impresionante, por lo que se pueden realizar compras de última hora.

2. CASCO ANTIGUO DE LA CIUDAD

La historia nos dice que aquí es donde surgió el primer asentamiento. El Casco Antiguo se caracteriza por estrechas calles empedradas y las fachadas de casas antiguas y se considera una zona de gran valor histórico y arquitectónico.

En el corazón del casco antiguo se encuentra la Capilla Corpo Santo, uno de los pocos edificios del siglo XV que ha sobrevivido hasta la actualidad. En esta zona también se encuentra una de las calles más antiguas de la ciudad, la Rua de Santa María. Es el sitio de varios negocios locales, incluida la pintoresca Fábrica de Chapéus [Fábrica de Sombreros], que ha estado operando en el mismo lugar durante más de 60 años, y la Fábrica de Botas Vilão.

Un paseo por esta calle adoquinada lo llevará a la hermosa Iglesia del Socorro. En la cima también hay un pequeño mirador donde se puede disfrutar de una hermosa vista de la ciudad.

La vida nocturna en el Casco Antiguo es actualmente un gran atractivo donde el arte y el entretenimiento se unen, ya que las calles de la zona han sido transformadas por el trabajo de artistas locales y extranjeros (a través de un proyecto titulado “Arte de Portas Abertas”). El proyecto representa una de las facetas del arte y la cultura urbana en la ciudad.

3. CATEDRAL FUNCHAL

Situada en el centro de la ciudad, la Catedral fue construida durante el reinado de Dom Manuel y presenta características de estilo manuelino y gótico.
Su fachada, dividida en tres paneles, tiene un bello portal gótico en el panel central, compuesto por sillar de Cabo Girão.

El portal gótico presenta ocho arquivoltas con arcos apuntados, lo que le da un aspecto único a la entrada.
Con el paso de los años la Catedral adquirió nuevas características, convirtiéndola en un ejemplo de mestizaje artístico.

El techo es un ejemplo destacado de decoración mudéjar, realizado en madera de cedro de la isla, que requiere una atención especial, así como las sillas del coro del presbiterio.

4. PARQUE SANTA CATARINA

Con una superficie total de 36.000 m², el parque Santa Catarina ofrece unas vistas impresionantes de la bahía de Funchal y cuenta con varios senderos para caminar. El parque ofrece a los amantes de la naturaleza muchas especies de flora de todo el mundo y tiene un lago encantador con una pequeña isla donde nacen y viven patos y cisnes.

Este parque cuenta con un área de juegos para niños y también se exhiben dos máquinas antiguas que alguna vez fueron utilizadas para triturar uvas y caminos asfaltados, así como esculturas de personalidades reconocidas y la capilla de Santa Catarina. También hay una sala de juegos donde los niños, si van acompañados de un adulto, pueden hacer dibujos, jugar o leer.

5. IGLESIA SÃO JOÃO EVANGELISTA

Popularmente conocida como la Iglesia del Colegio, esta iglesia es un magnífico ejemplo del estilo manierista del siglo XVII.

Con una hermosa colección de retablos en madera dorada y varias pinturas de varios siglos, es considerado uno de los templos portugueses más bellos de su época y una de las iglesias más ricas de la isla de Madeira. Los aspectos más destacados de la iglesia incluyen su impresionante órgano, baldosas de cerámica que se produjeron en los talleres de Lisboa y capillas decoradas con madera dorada, entre las que destaca la Capilla de las Once Mil Vírgenes.

Su singular puerta cortavientos de madera “caixa de açúcar” (cajas de embalaje de azúcar reutilizadas), que se encuentra en el atrio, está flanqueada por dos pilas de agua bendita en forma de conchas marinas. Las estatuas de San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Estanislao y San Francisco de Borgia adornan la fachada de la iglesia.

6. JARDÍN MUNICIPAL FUNCHAL

También conocido como Jardín de Dona Amélia en honor a la ex reina de Portugal, el Jardín Municipal de Funchal está convenientemente ubicado en el centro de la ciudad, al norte de la Avenida Arriaga, en el sitio donde una vez existió el Convento de São Francisco. El escudo de armas del convento se conserva hasta nuestros días y se exhibe en uno de los prados. El jardín rebosa de flora de Madeira y de muchas otras partes del mundo. Tiene una superficie de 8.300 m² y tiene un lago y un arroyo poblado de peces y aves. También hay algunas obras de arte y un auditorio que sirve como lugar para actividades culturales.

7. FORTE SÃO TIAGO

Para proteger la ciudad de Funchal de ataques privados, a mediados de 1614 se inició la construcción de la Fortaleza de São Tiago. Su construcción estuvo a cargo del maestro de obras Jerónimo Jorge y, años más tarde, fue terminada por su hijo Bartolomeu João.

Bajo la responsabilidad del ingeniero Tossi Columbina (autor del proyecto del puerto de Funchal), la primera fase de las obras se completó en el siglo XVII y la segunda fase a mediados del siglo XVIII. A lo largo de los siglos, la Fortaleza habrá sido ocupada para diversos fines, desde cuarteles hasta tropas británicas, la Policía del Ejército y el Escuadrón Lancer en Funchal. También sirvió de refugio a las víctimas de la inundación ocurrida en la isla en 1803.

8. QUINTA VIGIA

Varias personas importantes vivieron una vez en esta villa, incluido en 1849 el príncipe ruso Maximiliano, el duque de Leuchtenberg y el yerno del zar Nicolau I.En 1852 la emperatriz Doña Amélia y su hija, la princesa Doña María Amélia, quien también murió aquí en febrero de 1853 de tuberculosis, se trasladó a esta villa.

Más tarde, Nicolau Tulière habitó la quinta, seguido por el conde Alexandre Carlos Lambert, ayudante de la emperatriz rusa, que también la nombró 'Quinta Lambert'. Años más tarde, en 1903, el local João Paulo Freitas compró la villa y cambió su nombre de nuevo a 'Quinta das Angústias'.

La quinta original desapareció en la década de 1970 para dar paso a un hotel, que la Diputación adquirió en 1979. En ese momento todos los edificios restantes y los jardines fueron completamente remodelados.

En mayo de 1984, la Quinta Vigía se convirtió en la Residencia Oficial del Presidente del Gobierno Regional. Ofrece maravillosas vistas panorámicas sobre el puerto y combina armoniosamente enormes árboles, palmeras, muchos especímenes de flora autóctona, así como plantas introducidas y aves exóticas en sus jardines, una delicia para todos los amantes de la botánica.

9. JARDÍN QUINTA DAS CRUZES

En el Jardín Quinta das Cruzes, los visitantes pueden admirar esculturas arqueológicas, incluida una lápida que, según la tradición, cubre los restos mortales de “Enrique el Alemán”. En el centro del jardín hay dos magníficas ventanas manuelinas del siglo XVI esculpidas en basalto.

También se puede visitar la casa principal, que está vinculada a la figura de João Gonçalves Zarco, descubridor de Madeira y primer capitán designado de Funchal, la capilla de Nuestra Señora de la Merced, el jardín arqueológico, un jardín de orquídeas y diversas especies de alcanfor , palmeras y eucaliptos australianos, entre muchos otros. En su interior también hay un museo que puedes visitar por 3 €.

10. PARQUE MUNICIPAL DE MONTE

El Parque Municipal de Monte, también conocido como Parque Leite Monteiro, tiene una superficie de 26.000 m2 y se encuentra a la mayor altitud de todos los parques municipales, entre 543 y 586 metros sobre el nivel del mar. La construcción del parque comenzó en 1894 y la primera fase se completó en 1899.
El sitio, que está cubierto por muchas especies autóctonas y exóticas, incluidos algunos árboles centenarios, es refrescante y relajante, gracias en parte a un arroyo que lo atraviesa y termina en una cascada en el área más al sur del parque. Las pasarelas peatonales que recorren el parque están pavimentadas con pequeñas rocas basálticas ideales para agradables paseos.


IR A LA PÁGINA PRINCIPAL DEL BLOG

© 2021 FEELING MADEIRA TOURS & WALKS